#Gosnell: El aborto es infanticidio y el llamado “aborto después de nacer” es asesinato a sangre fría…

by 1389 on April 13, 2013

in 1389 (blog admin), abortion/pro-life, crime, Pennsylvania

…y vil porque se hace por dinero

#Gosnell trial tweetfest
Romper el bloqueo
informativo

por NUEVA EUROPA – Nueva Eurabia

Constantemente leemos noticias de madres que asesinan a sus bebés y que por supuesto van presas. Entonces porqué en algunos países supuestamente civilizados es legal que un médico degüelle a un bebé recien nacido. Ese ser lleno de vida que sale al mundo esperando el regazo materno y se encuentra con un ser brutal que no debe ser llamado médico porque le asesina sin piedad a cambio de dinero. Los aborteros no son mas que matones de pago. Quisiera que todos los que afirman que el no nacido no es un ser humano sino un feto y como he leído por ahí no se diferencia de un pollo, me explicaran si un bebé que nace a termino es un pollo para ser asesinado degollamdole o es un ser humano.

Yo pido la pena de muerte para todos los aborteros, la sociedad debe proteger a sus individuos mas jóvenes.

Trabajador de Gosnell: dice que el Baby “saltaba” Cuando le cortó el cuello en el Aborto

por Steven Ertelt | Philadelphia, PA | LifeNews.com | 04/09/13 17:10

Un día después de que un ex empleado se describe cómo oyó un grito del bebé durante un aborto de nacimiento vivo, otro trabajador de la Kermit Gosnell “House of Horrors clínica de aborto” declaró hoy que vio a un bebé “saltar” cuando se cortó el cuello en un aborto.

Aborto médico Kermit Gosnell se enfrenta a 43 cargos criminales, entre ellos ocho cargos de asesinato en la muerte de un paciente, Monger Karnamaya y siete recién nacidos. Cargos adicionales incluyen conspiración, la administración de fármacos con resultado de muerte, el infanticidio, la corrupción de menores, evidencia la manipulación, robo por engaño, abuso de cadáver, y la corrupción.

El juicio del médico del aborto ha sido tan espantoso e intenso en sus cuentas de los abortos tardíos y de bebés nacidos vivos-que ha conmocionado la conciencia de la nación, a pesar de una relativa falta de cobertura de los medios de comunicación fuera de los medios de comunicación locales y los conservadores y pro vida .

Gosnell podría enfrentar la pena de muerte si es declarado culpable y enfrenta una sentencia mínima obligatoria de 20 años. Si el testimonio escuchado hoy es una indicación, los miembros del juradoqueb se deje n llevar por el camino devastador en el que Gosnell y su personal brutalmente clavó unas tijeras médicas en el cuello de los niños no nacidos después de dar a luza ellos, en un proceso llamado aborto de nacimiento vivo.

Una segunda mujer que trabajaba en Delaware clínica de aborto del doctor Kermit Gosnell declaró hoy que el ”procedimiento estándar” era cortar los cuellos de las bebés que fueron nacidosdos por los pacientes antes del procedimiento de aborto debido a las drogas que inducen el parto.

Y Lynda Williams, de 44 años, de Wilmington, dice que Gosnell le enseñó a darle la vuelta al cuerpo del bebé sobre su cuello y cortarlo con unas tijeras y recordó una vez cuando ella siguió a estas órdenes y vio el movimiento del niño.

“El me dió un salto, el brazo”, dijo, mostrando al jurado elevar el brazo.

Anteriormente ella testificó: “Yo sólo hago lo que me dicen que hacer … lo que me dijeron que hacer era cortar el cuello”.

Al igual que el ex empleado Sherry West que testificó el lunes, Williams inicialmente dijo que no podía recordar detalles claves y tuvo que ser recordado por los fiscales que muestran las copias de sus declaraciones anteriores a los investigadores.Cuando el vicefiscal de distrito Joanne Pescatore inicialmente presionó a Williams para describir lo que vio cuando se cortó el cuello del niño, Williams respondió con una mirada vacía y el silencio.

Williams también respondió de la misma manera cuando se le preguntó acerca de ver a Gosnell cortar el cuello de los bebés que nacieron antes de los procedimientos de aborto, admitiendo después de revisar las declaraciones anteriores que había visto a Gosnell hacer esto por lo menos 30 veces.

Williams testificó anteriormente que había llegado sólo hasta el octavo grado en la escuela y nunca se graduó. Antes de trabajar para Gosnell en la Clínica de la Mujer una Sociedad Médica en el oeste de Filadelfia, Williams había trabajado durante 10 años en la ahora cerrada clínica médica Atlántico Mujeres Servicios de aborto en Wilmington, donde Gosnell trabajaba a tiempo parcial.

Williams dijo que fue diagnosticado como bipolar en 2007 después de que su marido murió y dejó su trabajo en Atlántico, donde se esterilizaba los instrumentos, y poco después comenzó a trabajar para Gosnell, en noviembre del 2008.

Gosnell, cuya escuálida “casa de los horrores”, clínica de aborto ha sorprendido incluso a los funcionarios de investigación, ha tenido casisiempre una actitud impertinente hacia sus macabras prácticas abortivas que conmocionaron al país.

“El caso Gosnell es un momento decisivo para la cuestión del aborto”, dijo Troy Newman, presidente de Operación Rescate y la Nación Pro-Vida. ”El descubrimiento de sus prácticas horrendas contribuido a arrojar luz sobre una industria del aborto que se ha quedado fuera de control, sin supervisión o rendición de cuentas por décadas, y ha llevado a cambios significativos en la legislación sobre el aborto y las actitudes hacia la ejecución en varios estados.”

Anteriormente, Pearl Gosnell su esposa se ​​declaró culpable de ayudar a su marido en su centro de aborto Filadelfia donde mató a una mujer en un aborto mal hecho y ha matado a cientos de niños con el aborto, infanticidios.

Perla Gosnell estaba considerando un acuerdo con la fiscalía similar a la de varios de los ex empleados de Gosnell en su centro de aborto donde se han declarado culpables para recibir una sentencia menor a cambio de testificar contra Gosnell. Pearl también trabajó en el Centro de aborto Gosnell cuenta que él le hizo matar y herir a las mujeres en abortos fallidos y tal vez matar a cientos de niños en infanticidios espeluznantes por los partos y “cortando” la médula espinal.

Trabajó en el negocio de la Sociedad Mujer Médico aborto, con su marido corrió como asistente médico a tiempo completo a partir de 1982 hasta que se casó Kermit Gosnell, en 1990, cuando pasó a trabajar sólo los domingos. En ese momento, el negocio del aborto se cerró oficialmente pero haría sus últimos abortos en un plazo posible.

El informe del gran jurado indica que Perla Gosnell testificó que ella sólo ayudó a hacer abortos a Kermit los domingos, cuando ella “ayudaría desinfectar ” los instrumentos en el quirófano a pesar de no tener entrenamiento médico.

Anteriormente, el juez Lerner dictaminó que a otros dos empleados antiguos, Eileen O’Neill y Joe Madeline, no se les permite que sus casos sean separados de los del doctor Kermit Gosnell. Ni tampoco Joe O’Neill quien está acusado ​​de matar a los bebés en los infanticidios y, aunque sus abogados argumentaron las acusaciones terribles contra Gosnell injustamente podría manchar sus casos, no se le permitió declararse culpable en ofertas como fue el caso con otros seis ex empleados .

Los cargos de asesinato también se produjeron en relación con la muerte por un aborto mal hecho de la mujer de 41-años de edad, Karnamaya Mongar , que murió en la clínica de Gosnell después de un aborto fallido. Mongar murió 20 de noviembre 2009, después de una sobredosis de anestésicos prescritos por el médico. La familia de Mongar presentó una demanda contra el negocio del aborto Gosnell por daños y perjuicios.

Gosnell y varios empleados en su centro de aborto, incluyendo Pearl, fueron arrestados en enero después de que un gran jurado les había acusado de múltiples cargos después de que funcionarios allanaron su negocio del aborto después de la muerte de una mujer y descubrieron una “ tienda de los horrores ”lleno de bolsas de órganos y el cuerpo en partes mortales de los niños no nacidos y los bebés muertos en infanticidios. Perla Gosnell, de 49 años de edad, Kermit la esposa que no tiene licencia médica, enfrenta un cargo de proveer un aborto a las 24 semanas o más y conspiración y otros cargos.

A Gosnell se le ha denegado la libertad bajo fianza , mientras que el caso en su contra se mueve hacia adelante. Las mujeres han hablado sobre su tratamiento y una mujer dice que fue drogada y atada y forzada a tener un aborto.

Autoridades buscaron la instalación el año pasado encontraron bolsas y botellas con bebés abortados repartidos por todo el edificio, frascos que contienen pies de los bebés cortados alineados un estante, así como muebles sucio, antihigiénico y equipo.

La investigación del gran jurado también muestra que los funcionarios del Estado no hicieron nada cuando se supo acerca de problemas en el centro de aborto de Gosnell, que ha molestado al entrante gobernador Tom Corbett, a favor de la vida . el Centro de Gosnell aborto fue inspeccionado sólo después de una redada federal de drogas en 2010. Era la primera vez que la instalaciónfue inspeccionada en 17 años porque los funcionarios estatales ignoraron las quejas y no visitaron la Sociedad Médica de Mujeres de Gosnell desde hace años.

La industria del aborto se ha visto obligada a suspender dos empresas que empleaban aborto asediado y aborto médico de Kermit Gosnell, que ha sido objeto de controversia nacional sobre su negocio del aborto en Filadelfia.

A raíz de las revelaciones de que Gosnell se asocia con otros dos centros de aborto en Louisiana y Delaware, la Federación Nacional del Aborto tomó la decisión de suspender la pertenencia de ambos. Servicios Médicos del Atlántico de la Mujer, el negocio del aborto Delaware que emplea a Gosnell un día a la semana para hacer abortos, y la Clínica Delta aborto centro de Baton Rouge, ambos han tenido a sus miembros suspendidos. Leroy Brinkley posee dos negocios de aborto.Atlántico cuenta con centros de aborto en Wilmington y Dover.

Mas aquí.

Kermit Gosnell, el asesino en serie de cien recién nacidos

En Estados Unidos ha comenzado el juicio contra el doctor Kermit Gosnell ante el silencio de los medios de comunicación.

Javier Lozano – Seguir a @Lozano_Javier – 2013-04-12

Los asesinos en serie, y más si las víctimas son niños, son un filón para los medios de comunicación, que se vuelcan en la cobertura de estos hechos. Al morbo por conocer los motivos del asesino se unen las características de las víctimas. Hay casos muy sonados de asesinos en serie que han tenido gran repercusión en los medios de comunicación de Estados Unidos como los de Jeffrey Dammer, que asesinó a 17 niños y hombres en Milwaukee y Chicago entre las décadas de los 70 y los 90 o el de John W. Gacy que violó y asesinó a 33 niños y hombres durante los 70 también en Chicago. Todos ellos tuvieron una cobertura mediática extraordinaria.

Sin embargo, en estos momentos se está produciendo el juicio contra el asesino de cien niños ya nacidos ante el silencio absoluto de los principales medios de comunicación. ¿Cuál es el motivo para este silencio?

El caso se remonta a 2011 cuando el doctor Kermit Gosnell fue arrestado en Filadelfia acusado en principio del asesinato de siete recién nacidos y de una joven madre. Pero las pruebas van más allá y las víctimas pueden superar el centenar, asesinados ya nacidos y cuyos restos se han encontrado esparcidos por varios puntos de la clínica como si fuera una carnicería.

Un auténtico asesino en serie que, sin embargo, no es conocido por el grueso de los norteamericanos puesto que no ha llegado a ellos ni a través de las pantallas de sus televisiones y ni en el papel de sus periódicos. Básicamente, no se ha informado sobre el asunto.

Por ello, varios medios y algunos políticos provida están denunciando este silencio mediático y están dando a conocer los detalles del juicio y los testimonios que ratifican el asesinato de hasta cien personas.

Según el sumario, la Policía halló en la clínica numerosos restos de bebés. Pies de niños cortados y cuerpos enteros guardados en cajas y congeladores en el sótano. Además, las médulas espinales habían sido cortadas. Una auténtica carnicería.

El juicio comenzó sobre el asesinato de siete niños una vez nacidos y de una madre una vez abortó. Sin embargo, el testimonio de los testigos, entre los que se encuentran trabajadores, hablan de un total de cien niños asesinados fuera del útero durante unos 30 años. Es decir, cifras que le colocarían como uno de los asesinos en serie más sanguinarios de Estados Unidos.

El silencio es tal por parte de grandes medios como NBC, CBS o CNN e incluso de las agencias de noticias, que los televidentes han escrito a dichos medios pidiendo explicaciones de por qué se ha dado “cero cobertura” al juicio contra Gosnell.

En este sentido, Asocciated Press, no ha aplicado la palabra “aborto” a los temas relacionados con Kermit Gosnell por lo que cualquier usuario que busque en la web este término no hallará nada del acusado de matar a cien niños.

Mas aquí.

Kermit Gosnell, Abortion Doctor, On Trial Over Newborn Baby Murders In Pennsylvania

http://www.youtube.com/watch?v=Jp1MM7FQwr0

Published on Mar 4, 2013 by Jannatha Kranthi

Three years after drug agents searching a suspected “pill mill” at a West Philadelphia clinic instead found a medical “house of horrors,” an abortion doctor is going on trial on eight counts of murder.

Dr. Kermit Gosnell, 72, the clinic owner, is charged with killing a pregnant refugee and seven viable newborns. He also faces a separate federal trial on prescription drug charges.

Gosnell, who has pleaded not guilty, saw himself as a medical missionary in the blighted neighborhood where he worked and lived for 40 years. His Women’s Medical Center treated the poor, immigrants, teens and women with late-stage pregnancies who could not get abortions elsewhere.

“I feel in the long term I will be vindicated,” Gosnell told the Philadelphia Daily News in a March 2010 interview, a month after the federal drug raid. “I aspire to perfection, certainly for my patients.”

But some of those patients were left with infections, perforated bowels and other injuries after barbaric abortions were performed by untrained, unlicensed staff, according to numerous lawsuits and a lengthy 2011 grand jury report. And 41-year-old Karnamaya Mongar lost her life there in 2009.

Jury selection starts Monday in the death penalty case. All but one of the nine clinic workers arrested with Gosnell have pleaded guilty, three of them to third-degree murder, which carries a potential 20- to 40-year prison sentence.

Unlicensed doctor Steven Massof of Pittsburgh told the grand jury that he used scissors to snip the spines of more than 100 babies born alive. He worked for Gosnell for a few hundred dollars a week. He pleaded guilty to third-degree murder in the deaths of two babies allegedly stabbed by Gosnell while Massof assisted with the abortions.

Gosnell’s third wife, Pearl, a cosmetologist, pleaded guilty to performing an illegal, late-term abortion and other charges. She does not have to testify, but other co-defendants have said they would.

It’s not clear if Gosnell plans to testify, because a gag order has been issued in the case. But it’s possible, given his posture in the Daily News interview.

Babykilling Abortionist Kermit Gosnell Busted

Uploaded on Jun 23, 2011 by Donald Spitz

{ 1 comment… read it below or add one }

1 Augusto April 14, 2013 at 7:33 pm

😉 Te agradezco el enlace. En todos los idiomas pidamos porque se termine de una vez por todas con este genocidio.

Leave a Comment

Previous post:

Next post: